Desmitificando creencias: Mitos sobre las uñas que son totalmente falsos

Las uñas son un elemento fundamental en el look de las mujeres a las que les gusta sentirse hermosas y cuidan de su aspecto físico en todo sentido. Es por eso, que a lo largo de los años han surgido muchísimos mitos sobre las uñas que es importante disipar.

Si quieres saber más sobre qué es lo que estás haciendo y no es necesario, entonces debes leer esta entrada con mucha atención y comenzar a cambiar tus puestas en práctica.

Desde Gellypaws, queremos ayudarte a descubrir cuáles de esos mitos sobre las uñas son falsos; aunque han sido parte de la creencia de la mayoría. Sobre todo, queremos incentivarte a estar mejor informada respecto a las últimas tendencias sobre el cuidado de las uñas que realmente son factibles.

¡Te vas a sorprender con todo lo que vamos a desmitificar!

Falsos mitos sobre las uñas y los esmaltes

  • No dejar descansar las uñas del esmalte, las daña.

El oxígeno que necesitan las uñas proviene de la circulación sanguínea directamente. Por lo tanto, para tener las uñas sanas, no es necesario dejar de utilizar esmalte por días o semanas si eso no es lo que realmente deseas.

  • Durar mucho tiempo con el mismo esmalte, daña las uñas.

En realidad, las uñas no son las que se ven afectadas por llevar el mismo esmalte durante algunas semanas.

Únicamente será la apariencia de tus uñas la que no pintará muy bien. Pues, con el transcurso de una o dos semanas de utilizar el mismo esmalte (incluimos aquí el permanente y semipermanente), se va notando cómo la uña va creciendo y se diferencia por completo lo que es su base, del color de esmalte que lleves.

Por lo tanto, llevar el mismo esmalte por más de una o dos semanas, no es más que otro famoso mito sobre las uñas que se ha popularizado con el tiempo.

  • Si quiero fortalecer mis uñas, un truco efectivo es ponerle ajo al esmalte.

Otra creencia errónea. Pues, si bien es cierto que el ajo colabora con el fortalecimiento de las uñas, no lo hará si no está químicamente procesado.

En ese caso, será importante adquirir un esmalte que en su composición tenga elementos hidratantes o parecidos al ajo, para intentar entonces que tus uñas sean un poco más fuertes.

De igual manera, su fortaleza también dependerá de otros elementos como el cuidado de tu alimentación, la ingesta de nutrientes y vitaminas, entre otros.

  • Si me pongo más capas de esmaltes, mi uña estará más fuerte y el esmalte durará más.

Entre los mitos sobre las uñas, este es uno de los más escuchados.

Existe la falsa creencia de que mientras más capas de esmalte se coloquen sobre la uña, más tiempo durarán y más fuertes serán.

Y esto es muy falso, debido a que lo único que ocurre es un efecto totalmente contrario. Sobre todo, porque al colocar más capas de esmaltes, se genera un grosor que únicamente logrará que se pelen más rápido, se arrugue o el esmalte dure (en buenas condiciones) menos tiempo del esperado.

Por ello, lo que recomendamos es que uses capas que sean lo más finas posible. De esa manera, no desperdiciarás esmalte y tus uñas lucirán mejor y más sanas.

Colocando esmalte rojo sobre uñas

  • Si dejo el esmalte en el refrigerador, me durará más tiempo

Esto no hará ninguna diferencia; mantener el esmalte en el refrigerador, no influirá para nada en su estado de liquidez, su espesor o su tiempo de duración sobre las uñas.

Lo único que permitirá que un esmalte se conserve con el tiempo, será el buen trato que se le dé; es decir, taparlo bien, no dejarlo abierto por mucho rato, mantenerlo en un lugar fresco, entre otros.

En este punto, también es importante recordar que los esmaltes que no se utilizan regularmente, sí suelen espesarse de forma gradual; por lo tanto, es recomendable no solamente taparlos correctamente, sino batirlos un poco de vez en cuando.

  • Sumergir las uñas en agua fría ayudará a que el esmalte seque más rápido

Esto no es del todo cierto.

Para que las uñas se sequen, será necesario un poco de calor y un poco de frío. Por lo tanto, si quieres que el esmalte seque más rápido, lo que tienes que hacer es usar capas más finas, utilizar esmaltes especiales para secado rápido, o ayudarte con un secador (utilizando aire tibio), un abanico, entre otros.

  • El uso regular de esmaltes permanentes o semipermanentes estropea las uñas.

Para nada. Como dijimos antes, las uñas no necesitan respirar; este es solo otro de los mitos sobre uñas que nos han hecho creer.

Lo importante con el uso de esmalte permanente o semipermanente es recurrir a buenas marcas de esmaltes y a personas profesionales que sepan dar el uso correcto tanto en su aplicación como en su retiro.

  • Los esmaltes de colores oscuros hacen crecer las uñas y mantenerlas fuertes.

Totalmente falso. Todos los esmaltes están construidos más o menos con los mismos componentes; por lo tanto, si son claros u oscuros, no influye en que las uñas luzcan más fuertes o crezcan mucho más.

Diferentes esmaltes de colores

Mitos sobre las uñas y el retiro de las cutículas

Generalmente, se dice que eliminar las cutículas es nocivo para la salud de las uñas. Sin embargo, esto no es del todo cierto.

Existe una parte de la cutícula que sencillamente es piel muerta y ésta, se debe retirar, justo para conservar la salud de la uña, su apariencia linda y su crecimiento adecuado.

De hecho, retirar las cutículas solo requiere de cuidado y de la disposición de materiales y herramientas que ayuden a su correcta eliminación; sin lastimar la piel de la uña y, más aún, sin ocasionar cortes irregulares que haga que ellas no luzcan bien.

Así que, si decides retirar la cutícula, no estás haciendo nada malo. Cortándola de la manera correcta, ella crecerá nuevamente; y mucho más sana. Además, ayudarás a que tu uña tenga un poco más de espacio para ser esmaltada de linda manera y con distintos diseños de Nail–art.

Mitos sobre las uñas de gel, Polygel y acrílicas

Si bien la colocación de los sistemas de uñas de gel, Polygel y acrílicas requiere la utilización de varios productos infestados de químicos y se cree que su uso frecuente podría dañar y debilitar las uñas, no es para nada cierto.

Todos y cada uno de los productos especiales para uñas, están compuestos de químicos; ninguno está exento.

Lo importante aquí, es aclarar que esos químicos son especialmente tratados y combinados para ser utilizados en las uñas.

Manicurista profesional colocando uñas acrílicas

De hecho, con todos los avances respecto a la salud y cuidado de las uñas, muchos de estos productos que han sido diseñados últimamente, están enfocados, justamente, en ser menos invasivos y abrasivos con ellas.

Como ejemplo, podemos mencionar el Polygel, el cual es uno de los nuevos productos tendencia en el mercado, que reúne las características positivas de los sistemas de uñas acrílico y gel; y que además presenta un montón de beneficios para las uñas.

Así mismo, respecto a los otros dos sistemas, es importante que sencillamente se mantenga la pulcritud y el correcto uso de los productos y herramientas que se requieren en su colocación.

Sencillamente, utilizando la técnica de manera correcta, se evitarán daños innecesarios a las uñas naturales y se romperá con estos mitos sobre las uñas de gel, Polygel y acrílicos que suelen ser considerados negativos.

Mitos sobre la luz de las lámparas LED

Entre todos los mitos sobre las uñas, una de las principales creencias, se basa en que el uso de las lámparas LED para curar y adecuar los sistemas de uñas o los esmaltes permanentes y semi permanentes, podrían ocasionar cáncer de piel. Sobre todo, si su uso es bastante frecuente.

Sin embargo, a través de numerosos estudios, se ha demostrado que la luz LED es inofensiva para la piel. Por lo tanto, no puede ser considerado como una causa del cáncer de piel.

Manos bajo luz de lámpara LED

Además de ello, las lámparas LED cuentan con filtros que ayudan a que la exposición a la luz no sea totalmente directa o muy invasiva. De hecho, no hay mucho de lo que preocuparse, puesto que son pocos los minutos en los que es necesario colocar las manos bajo la luz LED.

Otras consideraciones generales de mitos sobre las uñas

Aspectos más comunes que demuestran el estado de salud de las uñas, pueden relacionarse con la aparición de manchas blancas, las uñas amarillentas o las uñas quebradizas y débiles.

Uno de los mitos sobre las uñas que es más común oír, es que las manchas blancas en las uñas son producidas por la falta de calcio. Sin embargo, lo realmente cierto es que ellas no aparecen por esa causa, sino por la aplicación de mucha presión (por ejemplo, cuando se aprietan los dual systems sobre la uña natural) o porque se recibió un golpe en la uña.

En el caso de las uñas amarillentas o quebradizas, suele creerse que se ocasiona por llevar el mismo esmalte durante muchos días e incluso semanas; sobre todo, si éste es de color muy oscuro o contiene pigmento fuerte. Pero, una vez más, la causa creída es la incorrecta.

Para este tipo de casos, la ocasión puede que provenga de una mala alimentación u otros factores en el cuerpo que nada tienen que ver con la colocación de químicos o productos sobre las uñas.

Acaba con todos los mitos sobre las uñas

Después de leer las explicaciones que te hemos dado, estamos muy seguras de que verás con nuevos ojos todos los productos, herramientas y sistemas para uñas.

Recuerda siempre, que lo más importante para llevarlos de forma frecuente y mantener la salud plena de tus uñas, siempre dependerá del buen uso que les des; sobre todo, cuando de técnicas se trata.

Colocación de sistema de uñas en salón de belleza

Si tu preferencia es acudir a profesionales de la manicura, para cuidar más de tus uñas, está muy bien. Pero, si por el contrario prefieres realizar tu misma los cuidados, tratamientos y uso de los productos, entonces será importante que cuentes con aliadas como nosotras, que desde Gellypaws, podemos enseñarte los tips más importantes que te permitirán lucir uñas del tipo profesional, pero hechas en casa.